Difícil de digerir


Juzgarán a Nestlé por prácticas de espionaje contra activistas

El caso se registró hace algunos años, pero no deja de tener actualidad. Entre otras cosas porque las organizaciones Attac Suiza y Multiwatch denunciarán al gigante agroalimentario Nestlé por prácticas de espionaje contra militantes sociales europeos ante el Tribunal Permanente de los Pueblos, que sesionará en Madrid, la capital española, el 14 y 15 de mayo.

Es que la justicia nunca llegó a expedirse respecto a este escándalo -que algunos bautizaron como el “Nestlegate”-, y que tomó estado público en 2008 después de una investigación de la televisión francesa, que recogió testimonios policiales en los que se admiten las infiltraciones.

Allí se supo que poco antes de una cumbre del G8 realizada en 2003, ejecutivos de Nestlé contrataron a agentes de la empresa de seguridad Securitas para que se infiltrara en la organización Attac –sigla que identifica a la Asociación por una Tasa sobre las Transacciones especulativas para Ayuda a los Ciudadanos-, que por aquellos días preparaba un libro crítico con Nestlé, una de las multinacionales más cuestionadas del planeta por sus violaciones a los derechos sindicales

De acuerdo al informe que se presentará ante el TPP, la agente bajo el nombre falso de Sara Meylan espió a Attac desde agosto de 2003 hasta junio de 2004, y se estima que la corporación gastó unos 65 millones de euros en estas tareas encargadas a Securitas, que siempre ha operado en estrecho vínculo con la policía helvética.

Los integrantes del grupo infiltrado recuerdan a la agente como una simpática veinteañera que llegó al local de ATTAC para ofrecerse como colaboradora, pero que poco después elaboraba completos informes sobre los perfiles ideológicos de los demás activistas. “Nunca quería aparecer en las fotos”, recordó uno de sus colegas, en el informe televisivo que comprobó los vínculos entre Nestlé y Securitas.

Las organizaciones denunciantes recuerdan que la infiltración tuvo como telón de fondo una fuerte lucha contra la privatización de los recursos, la sobre-explotación del agua y la violación de derechos sindicales laborales por parte de Nestlé.

Por aquellos días, por ejemplo, se criticaba la actividad de la multinacional en el Parque de Aguas de la ciudad brasileña de São Lourenço, en el estado de Minas Gerais, que finalmente fue cerrado en 2006. Uno de los referentes de esa lucha ciudadana, Franklin Frederick, aparece mencionado varias veces en los informes de la agente infiltrada por Securitas.

Otro caso paradigmático de los abusos de Nestlé es la histórica pelea del sindicato colombiano Sinaltrainal, pionero en las denuncias de las violaciones de derechos laborales en Colombia por parte del gigante alimentario europeo.

La multinacional de capitales suizos está presente en los cinco continentes, y sólo en América Latina tiene 76 fábricas. En diferentes informes de la sociedad civil internacional, Nestlé ha encabezado los rankings de las empresas más irresponsables en materia social y ecológica.

\/

Foto: http://www.flickr.com/photos/davidhulme/

Fuente: radiomundoreal.fm

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: