Los nuevos conquistadores

Frontino Alto, Frontino Bajo y Zabaletas, veredas del municipio de La Sierra, sur del Cauca, son una “mina de oro” para las multinacionales que van en busca de este metal precioso. Una de ellas es la Anglo Gold Ashanti, a la cual Alejandro Córdoba, estudiante universitario, le siguió el rastro.
Redacción El Liberal
cauca@elliberal.com.co

Además de la agricultura, los habitantes de esta zona se dedican a la minería artesanal, oficio que aunque no les genera muchas ganancias, les permite mantener a sus familias.

Otro de los temores con la llegada de la multinacional Anglo Gold Ashanti es que a los mineros de la zona se les prohíba sacar oro, lo que traería grandes consecuencias por ser su mayor fuente económica.

Después de una hora de viaje en medio de una mañana cubierta por el frío, llegué al municipio de La Sierra, “La Puerta del Macizo Colombiano”.

En este municipio ubicado al sur del departamento del Cauca, mis oídos se encontraron con diferentes temores que varios pobladores de veredas aledañas manifestaban.

Todo se debía a la llegada de la Anglo Gold Ashanti, una de las multinacionales más poderosas del mundo, caracterizada por la explotación de oro.

Proveniente de Sudáfrica, ha llegado a Colombia a explorar los diferentes territorios del país, instaurándose en departamentos como Antioquia, Tolima, Quindío, y ahora en el Cauca.

Pronto me alejo de La Sierra, para sumergirme en las veredas que me han llevado a contar la historia más reciente de este lugar: Frontino Alto, Frontino Bajo y Zabaletas.

Tras haber descendido unos minutos por la carretera destapada, encuentro a una pareja de campesinos quienes responden a mis interrogantes sobre las personas extrañas que han llegado a esas tierras. “Son los de la Anglo Gold Ashanti”, pronuncia con cierta dificultad el hombre que ahora me acompaña, “ellos son los que andan por aquí”.

“Ah, sí”, complementa su compañera, quien mientras habla deja ver el oro y la plata que adornan su sonrisa. “A veces rondan helicópteros y pasan bien bajito, tal vez están vigilando los territorios”.

Rumores y temores

Después de un largo recorrido llego a la vereda de Frontino Bajo, allí me encuentro con un vocera de la zona, Carmenza*, quien confiesa su preocupación por la presunta llegada de la multinacional.

“Desde el 2006 llegó a la vereda la multinacional la Kedahda, que se encargó de hacer los primeros estudios; se instalaron en el lugar por alrededor de seis meses, pero luego se fueron porque supuestamente no encontraron la cantidad de oro que ellos querían”
.

Sin embargo, “después de ciertas negociaciones y acuerdos llega la Anglo Gold Ashanti (AGA), que lleva un año por estas tierras haciendo exploraciones”, en busca de lo mismo: el oro, asegura Carmenza*.

La poca información que han recibido los lugareños sobre la AGA ha hecho que estén confundidos y por ende divididos frente a la llegada de la multinacional. Mientras para unos su arribo generará empleo, para otros traerá graves consecuencias ambientales, sociales y económicas.

En la vereda Frontino Alto se ha suscitado una serie de rumores frente a la llegada de la AGA y al destino de estas tierras.

Por ejemplo, don Aldemiro, un campesino que habita en esa zona hace más de 40 años, comenta sobre los estudios que se están haciendo sobre la finca La Macarena*, que al parecer es una de las reservas más grandes de oro.

“Dicen que su dueño vende la finca en tres mil millones de pesos, tiene una decisión muy importante en sus manos porque la suerte de las demás veredas de la región depende de lo que él decida”, manifiesta don Aldemiro.

El sol se comienza a acostar entre las montañas, así que decido volver, pero antes me encuentro un último testigo: Don René.

Él también manifiesta su temor por la AGA “se ha comentado que la multinacional construirá una gran piscina para albergar grandes cantidades de agua para procesar el oro, el problema es que para llenarla tomarían el líquido de las quebradas aledañas o del río Esmita que es el que proporciona el agua a la población”.

No niego que el paisaje en ese momento me pareció hermoso, ver todo ese verde que en la ciudad no existe me hizo reflexionar y pensar en qué tan grande podría ser la codicia del hombre para destruir tantas tierras.

Finalmente llego a la conclusión que todos esos terrenos son una mina, pero de oro verde, un oro que le corresponde a todos y que muy seguramente vale más que ningún otro elemento en la tierra.

Distritos mineros en el Cauca

En el departamento del Cauca existen tres distritos mineros, entre los que se encuentran:

1. El Distrito Minero de El Tambo – Buenos Aires, conformado por los municipios de Santander de Quilichao, Buenos Aires, Suárez, Morales, Cajibío, El Tambo y Popayán.

2. El Distrito Minero de Mercaderes, conformado por los municipios de Balboa, Patía, Bolívar, Mercaderes y Almaguer.

3. Distrito minero del Litoral Pacífico, integrado por los municipios de López de Micay, Guapi y Timbiquí.

31 distritos mineros se identifican en el país, de los cuales nueve han sido beneficiados con la aprobación de sus propuestas enmarcadas en la Política de Productividad y Competitividad del Sector Minero Colombiano, del Ministerio de Minas y Energía.

Hace más de 500 años, los primeros colonizadores que llegaron a América se sorprendieron de muchas cosas; sus recursos naturales y sus gentes, pero sobre todo de la riqueza que se traducía en la gran cantidad de oro que poseían sus tierras, al parecer la historia se repite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: