Algunos Apuntes sobre la Liberación Animal

004

El siguiente texto es un fragmento de uno de los capítulos de “La Falsa Oposición de la Liberación Animal”, un texto bastante interesante de leer, que además de ser una crítica constructiva al movimiento por la liberación animal, sirve para re-pleantearse algunas cuestiones.

No se puede legislar la libertad:

Algunos creen que a los animales se les debería proporcionar derechos legales y protección. Aplauden las prohibiciones de peleas de gallos, sólo porque se observa como una ayuda para los animales y un añadido a sus supuestas victorias. Sin embargo critican las leyes  que protegen los negocios en los que se usan animales. Por un lado aceptan la lógica del Estado en cuanto a por qué existen las leyes y por otro ignoran que el sistema legal regula la sociedad, haciéndola eficiente, disciplinada y controlable. Las leyes validan el control social ilegalizando a los ingobernables y protegiendo a los poderosos.

El Estado protege a las industrias de animales y otras empresas capitalistas; esta es la columna vertebral y la fuerza bruta  del sistema capitalista. La ley criminaliza a cualquiera que se oponga al suave funcionamiento del capitalismo. Los códigos legales mantienen las relaciones sociales de capitalistas; el concepto de propiedad y sus bienes son por tanto santificados. Cualquier petición de leyes adicionales meramente intensifica el poder del sistema legal y su mitología de justicia legal y moral. Tener fe en la ley es tener fe en la explotación capitalista, reforzada por los policías, los burócratas, los jueces y los legisladores. Ellos no tienen ningún interés en cambiar el orden social del cual obtienen beneficios. Hacer una ley que prohíba la crueldad animal aquí, o una ley contra la presencia de los animales en los circos allá, supone un cambio insignificante a pesar de que algunos digan que son victorias. Las industrias de producción continúan llevando más y más animales al matadero. La miseria continúa y el aparato legal se asegura de ello.
Si queremos sacar a los animales del degradante sistema de producción en el que están metidos, tendremos que rechazar cualquier supuesto remedio ofrecido por los mecanismos electorales y legales del Estado. El sistema legal solo pone remedio a los problemas aquellos que están en el poder. Cualquiera que se oponga al orden social será contrario a la ley. EL FLA al menos sabe esto. Es mejor destruir todo el entramado del poder político alienante que solicitar más rancias migajas y concepciones vacías. Si nos oponemos al capitalismo por lo que hace a los animales, debemos oponernos al Estado que asegura que el sistema continúe esclavizando a su lógica.

Acción directa:

La liberación animal tiene mayor potencial como acción directa que como ideología. La liberación de animales viola su condición de propiedad. El sabotaje y destrucción de las industrias animales se puede dirigir contra la conversión de animales en productos. Sin embargo, en algunos casos, cuando estas acciones se llevan a cabo con el objetivo de liberar animales, se mantienen confinados a una perspectiva que se preocupa solo por los demás animales. Por ejemplo, muchos comunicados de asaltos a laboratorios de vivisección se centran sólo en la opresión de los demás animales, a veces en términos morales, mientras ignoran todos los aspectos explotadores y desagradables de los laboratorios de investigación de las universidades o de las compañías farmacéuticas. En lugar de romper con las fronteras que nos impiden un entendimiento de la dominación social, acciones como estas erigen y promueven perspectivas limitadas que no tienen en cuenta las causas subyacentes que hacen de los animales productos. Así mismo, el potencial de estas acciones es debilitado por el confinamiento en un solo tema en vez ser un acto de solidaridad ligado a otras luchas sociales. Sin embargo, existen personas que liberan animales y sabotean operaciones de explotación animal sin reclamar sus acciones como acciones del movimiento de liberación animal. Esto no debería pasar desapercibido, ya que son positivas porque no se enmarcan a sí mismas como relevantes para un aspecto de la dominación, sino que son ataques a una de sus formas. Si vemos explotación y dominación por todos lados, no debemos limitarnos, debemos atacarla allí donde la encontremos.

Hacia una insurgencia activa:

La cárcel que es esta sociedad debe ser destruida si pretendemos hablar de libertad. Las industrias de cría intensiva de animales no son sino lugares donde encontramos miseria. Este sistema de explotación se beneficia del sudor y la sangre de los demás animales y de humanos. Es nuestro enemigo común. No conseguiremos cambiar nada pidiéndole a los gobernantes que hagan la miseria más soportable o que nos exploten, pero con mejores salarios y jaulas más grandes. Nuestras vidas y nuestras relaciones en el mundo deben ser decididas en nuestros propios términos. Hacer esto es una difícil tarea que tenemos por delante. No vayamos a llenarnos de falsas promesas, códigos morales e ideologías cegadoras. Crezcamos fuertes con las ideas clarísimas y acción autogestionada.
(…) Debemos escupirle a los llamamientos de aquellos en el poder y actuar directamente por lo que queremos. La revolución debe ser una práctica diaria si queremos tener un verdadero potencial de cambio.
Se debe hacer algo. Pero necesitamos el fuego tanto como necesitamos las ideas (alguien hizo esta fantástica observación. Siento no poder atribuirle a nadie la autoría, porque no recuerdo quién lo dijo. Aún así es una observación importante: la práctica es más fuerte cuando es formada por el dinamismo de las ideas críticas. Así mismo, las ideas son sólo tan fuertes como sus aplicaciones prácticas. Por otro lado la teoría se convierte simplemente  en otra búsqueda intelectual vacía). Para algún tipo de cambio social real y efectivo, las relaciones sociales deben ir más allá de su adhesión a ideologías y sus falsas oposiciones, más allá de las tomas de decisiones estratificadas, más allá de piadosas proclamaciones. Queremos algo radicalmente diferente, un mundo donde podamos ser libres y elegir como queremos vivir. Esto es solo posible si actuamos fuera del rol social de activista o consumidor/a, sin partidos políticos y sus proclamaciones banales u organizaciones sin ánimo de lucro y sus campañas monotemáticas. Debemos ser liberados nosotros mismos, no esclavos de causas motivadas por el fervor religioso o ceguera ideológica. (…) Deseamos promover un mayor pensamiento crítico y discusiones analíticas de nuestras acciones diarias así como de las teorías y las prácticas de los movimientos sociales.
Para dejar de tragar mierda y de tirársela a los demás, debemos convertirnos en participantes activos de una insurgencia contra la ideología, la moralidad, el capitalismo, y el dominio absoluto del Estado. En pocas palabras, debemos destruir todo lo que nos domina, porque el mundo se está convirtiendo en una jodida prisión gigante. La miseria de las industrias de cría intensiva de animales y de los laboratorios de vivisección está en todas partes. Así que estos también son nuestros objetivos. Tendremos que destruir las relaciones que reproducen y permiten que esta sociedad exista y comenzar la desobediencia y el rechazo que no es ni civilizado ni ciego.
Como alguien dijo una vez: destruye lo que te destruye. Este mundo se desenmarañará conforme al desencadenamiento de nuestros deseos. Para nosotros, la rebelión destructiva contra esta mierda de sociedad es lo único que mantiene alguna promesa de liberación. No queremos celdas más grandes. Queremos destruir todas ellas completamente.

xvx

Via Revuelta Verde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: