10 de Diciembre Día de los derechos de los Animales humanos y No-humanos

Un día como hoy, otro jueves normal en la cronópolis de la civilización suburbana, otro 10 de diciembre como otros dosmil y pico que han pasado, según nos dice una religión bastante dogmática. Un día como hoy donde conmemoramos los derechos humanos, ignorados, quebrantados o por que no, violados; que palabra tan bella e idónea para expresar la terrible desdicha que sufren tantos individuos en un día como hoy, millones de africanos muriendo literalmente de hambre o por enfermedades que tienen cura, mientras en occidente nos volvemos paranoicos por las gripes de moda, millones de inocentes que sufren los traumas de la guerra, niños y niñas víctimas del fuego cruzado, representado por las balas que traspasan sin compasión los deseos y anhelos de los que no tienen nada que ver, niños y niñas que son obligados a tomar un arma y matar o morir por ideales muertos y corrompidos; un conflicto que ha dejado a mas de 3,5 millones de desplazados forzados en algunos países, o que ha conseguido el exterminio de comunidades enteras e incluso de menoscabando al mínimo la población entera de un país, como lo que pasó en Rwanda, en Gaza, o en algunos países-estado de la Alemania nazi.

Un día como hoy donde miles de mujeres se ven obligadas a la prostitución u otros medios de subsistencia alternativos debido a un estado y una cultura falocrática que se vanagloria de su machismo camuflado en un feminismo de derecha para una minoría privilegiada que acepta pertenecer al mundo de los negocios vendiendo su propia identidad y principios

Un día como hoy donde miles de travestis, transgeneristas e intersexuados son víctimas de insultos, maltratos y desapariciones por el simple hecho de pensar y actuar distinto en la sociedad que alega haber superado las discriminaciones oscurantistas de siglos pasados. Un día como hoy donde afrodescendientes son discriminados y violentados por las aún prevalecientes minorías racistas que tienen el poder político mientras presentan sus campañas de “entendimiento y comunión” ocultando sus indirectos mensajes racistas.

Un día como hoy donde vemos la sepultura de nuestros ancestros, de las culturas aborígenes y del saber autóctono, asesinando el lenguaje y la historia y aplastando los derechos de los individuos que aún quedan de pie, luchando y gritando sin que nadie loe escuche por el rescate de los saberes, por la salvación de la generación de la autodestrucción, gritando sin logro, el volumen del Ipod y del transito es demasiado fuerte para escuchar cualquier signo de vida.

Un día como hoy en donde el 99% de la población, incluyéndonos, compañeros y compañeras, nos vemos obligados a vender nuestras vidas en un empleo, la imposición del trabajo con que nos lavan el cerebro desde pequeños, siguiendo al dios dinero, velando por la conservación del capital y el pago de los impuestos, alzando la mano de ayuda solo para el que tiene algo para retribuírnos, soñando como otros buenos feligreses del sistema, el cielo de la seguridad económica y de los bienes materiales; nos vendemos como fuerza laboral nos resignamos a ser por siempre proletariado o jefe, sin pensar en ir más allá, o si lo hacemos vemos como reprimen y aplastan la ambición, vemos como los sindicatos cada día desaparecen, como se cometen injusticias contra los trabajadores, como se va perdiendo el campesinado y el labor de la tierra por el tecnócrata de la industrialización, la única selva es la cemento, gris e inerte solo movida por la codicia y el miedo.

Las selvas destruidas, los bosques talados, los mares envenenados, los cielos contaminados, todos vendidos al mejor postor y al que ofrece la mejor forma de explotarlo para garantizar nuestras “innecesarias necesidades” de la actual sociedad de consumo donde producimos cada un@ más de siete toneladas de desechos no biodegradables en toda la vida, lo suficiente para darle la vuelta al mundo seis veces si unimos la basura del mundo en un solo año.

Un día como hoy en aquellas selvas desechas, en aquellas calles solitarias, en los laboratorios de las gripes de moda y en las multinacionales que supuestamente no discriminan, en aquellos lugares que nos venden los medios de comunicación como el sueño “Suramericano”, el prospecto de vida y el único medio de subsistencia, en aquellos lugares se encuentran los individuos que han sido borrados por completo de la memoria colectiva y de los tratados, aquellos que no tienen acuerdos y tratados ni el 10 de diciembre, día de los derechos humanos, ni ningún otro día, por ser de otra especie.

Un día como hoy el más de 12 especies son explotadas y asesinadas entre 3 y 6 millones de veces por año, más de tres veces más el número de asesinatos que ocurren entre humanos; todos los días miles de vacas son secuestradas, violadas y asesinadas por su leche y músculos, mientras sus hijos son secuestrados, esclavizados y asesinados, sin que los medios de comunicación mencionen palabra alguna; cientos de miles de gallinas son asinadas, deformadas y asesinadas cada día sin que se reúna el G8 para hacer tratados y compromisos.

Todos los día millones de pollos son asesinados y botados literalmente a la basura sin que los grupos que están en contra del aborto hagan alguna manifestación o alcen alguna voz en protesta.

Cada día miles y miles de caballos, elefantes, delfines, osos, tigres, canguros son usados como espectáculo, cientos de toros son explotados y luego asesinados, miles de perros son violados sexualmente, obligados a pelear (legal o ilegalmente), miles de gallos son puestos a pelear sin que algún sindicato manifieste su preocupación por los derechos de aquellos trabajadores, presenten alguna queja por la explotación sin salario, las horas trabajadas, el pasivo pensional, la prima o lo que es aún peor la total violación de los derechos del trabajador al recibir amenazas físicas en su trabajo, privarlo de su libertad y de tener una familia en libertad.

Un día como hoy miles y miles de animales no humanos son encarcelados por el simple hecho de ser diferentes, algunos con un tono burlesque como exhibición publica con los ahorcados en la inquisición, otros fuera del escarnio públicos encerrados en prisiones momentáneas y totalmente atroces para luego ser asesinados para ser convertidos en un productos o para asesinarlos en campos de exterminio con gaseado o con electrocución tal como hacen en los campos de concentración nazi; y me pregunto yo ¿Donde está la justicia para estos individuos? ¿Donde están los que alegaban la justicia semita para hacer pagar a cualquiera que volviera intentar actos semejantes? ¿Donde están aquellos luchadores y luchadoras en contra de las prisiones, aquellos que abogan por la defensa de los presos políticos y por la defensa de la vida?

Todos estos individuos, tanto humanos como no-humanos merecen y deben tener las misma garantías, todos hablamos de libertad, seguridad e igualdad, pero no logramos hacer un gran cambio, esperamos que la situación cambie sola, o que los gobiernos logren algo, nosotr@s nos encargamos de escoger al dirigente y escoger que discurso escuchar y afiliarse.

Nos hemos desvanecido en discursos e ilusiones que solo quedan en vanos propósitos para año nuevo, esperando que quizá con retraso los traigan Baltazar o Melchor en Enero; tantos discursos muy bellos en palabras, tantos tratados impresionantes en contenido legal, tantos partidos que prometen y dirigentes que organizan, pero donde están los resultados; las palabras quedan, solo los hechos las respaldan, las campañas mediáticas son solo eso, compromisos a largo plazo que terminan siendo más basura en los anaqueles de los abogados.

Y terminamos como siempre callados y sumisos con una falsa seguridad de que otr@ssolucionarán lo que nosotr@s no pudimos, no quisimos o no vimos, nos implantarán de nuevo el miedo de luchar y de soñar, nos quitaran todo deseo de revelarnos del sistema y pensar distinto, pensar en los olvidados en los desechos de la sociedad que nos oprime.

Tal vez seamos los desechos de ésta sociedad utilitarista pero valemos lo suficiente para lograr un cambio, para nadar contra la corriente y demostrar que ésta basura aún tiene un poco de energía para salir del olvido, para luchar por nosotr@s y por l@sotr@s, por l@s oprimid@s, por l@s explotad@s, por l@s olvidad@s por l@s que al igual que nosotr@s aún se resisten a caer sin dar todo de si.

actiVegan

www.myspace.com/activegan

www.liberacionanimal.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: